Algunos consejos para tragaperras

Más que simplemente sentarse, insertar algo de dinero y presionar el botón de apuesta máxima, es recomendable pasar algunos minutos tratando de familiarizarse con la máquina de slots en la que vamos a jugar. Podemos hacer esto leyendo la tabla de pagos en la que figuran las combinaciones ganadoras o presionando el botón de ayuda, que es parte de la mayoría de las tragamonedas modernas. La tabla de pagos nos mostrará si es necesario apostar el máximo de créditos para conseguir los juegos de bono y nos dará otra información importante. Con muchas de las máquinas de slots modernas ofreciendo algún tipo de juego de bono, es importante no perseguir este tipo de juego. Hay muchas tragaperras que ofrecen excelentes premios en el bono, pero también están diseñadas para mantenernos jugando por más tiempo, intentando conseguir el bono. Son muchos los jugadores que han perdido sus ganancias porque deciden jugar hasta conseguir el bono una vez más. La mayoría de las tragaperras poseen actualmente cinco líneas o más, por lo que siempre es aconsejable jugar en el máximo de líneas. No haya nada más irritante o desilusionante que lograr una combinación ganadora en una línea en la que no habíamos apostado. Ahorrar algunos centavos jugando a menos líneas que el máximo puede ser un error muy costoso. Hay una diferencia fundamental entre el máximo de apuesta y el máximo de líneas. La mayoría de las tragamonedas modernas permiten jugar más de un crédito por línea, lo que puede resultar en un gasto importante, incluso si se juegan centavos. Por ejemplo, una tragaperras de 20 líneas en la que se juega por centavos y que permite apostar 25 créditos por líneas, significa un gasto de 5€ por apuesta máxima (20x25=500). A menos que haya una razón para jugar la apuesta máxima, por lo general no es necesario hacerlo. El propósito de las modernas máquinas tragaperras es incrementar las formas en las que podemos divertirnos mientras jugamos. Las animaciones geniales y las luces están allí para hacer que los juegos sean divertidos pero también para mantenernos jugando. Hay que recordar que las tragaperras tiene un porcentaje de pago menor a 100%, por lo que es difícil que a largo plazo tengamos la ventaja. La clave es divertirnos lo más que podamos por la menor cantidad de dinero posible.