Arrestada la banda especializada en reventar las tragaperras

Aunque de momento sólo han podido reunir pruebas de su presunta implicación en la comisión de dos robos consumados y un tercero intentado, los agentes están convencidos de que los tres detenidas están detrás de la oleada de robos a bares registrada en las últimas semanas en diferentes puntos de Valencia y Alicante.

De momento, se les imputan dos robos en bares de Pego y Cieza (Murcia) y en los registros de sus domicilios, en Alicante, se les han intervenido monedas de diferentes valores que pesan más de 30 kilos.

Los acusados, de 39, 40 y 54 años, no asaltaban cualquier bar, sino que antes realizaban labores de vigilancia para conocer de qué medidas de seguridad disponía cada posible objetivo -anotabanlas cerraduras, dónde estaban, cuántos puntos de seguridad había en éstas y si disponía o no de alarma- y cuál era el momento más rentable para reventar la tragaperras -sabían cuánto dinero contenían jugando antes en ellas y fijándose en el sonido de las monedas al caer-.

El juez ya ha encarcelado a uno Las fuentes consultadas atribuyeron esa diferencia «cualitativa» entre esta banda y otras que asaltan cualquier bar en cualquier momento, a la «experiencia» -dos de ellos tienen antecedentes policiales- y la edad de los arrestados, uno de los cuales ha ingresado ya en prisión por orden judicial.

La desarticulación del grupo ha sido posible gracias a un servicio especial que montó la comisaría de Gandia a raíz del incremento de golpes de este tipo en varios puntos de La Safor. Por ello, los agentes detectaron a los sospechosos en la madrugada del pasado viernes cuando se disponían a robar en un bar de Gandia con la ayuda de una llave falsa.

Al registrarles, los policías hallaron una nota donde estaban apuntadas las medidas de seguridad de un bar de Pego asaltado recientemente y la estimación de monedas de la tragaperras del local que estaban a punto de robar. Además, llevaban varios tipos de ganzúas, herramientas de diferentes usos y un mapa de España en el que habían marcado ciudades-objetivo (Sagunto, Valencia, Pego, Murcia o Picassent, por ejemplo).