Cómo jugar y ganar en el blackjack

Los orígenes del blackjack no se conocen con certeza pero lo que sí se sabe es que es un juego que proviene del vingt-et-un francés. El objetivo del blackjack es conseguir un puntaje de 21 o lo más cerca a este número sin superarlo, razón por la cual el blackjack también es conocido con el nombre de veintiuno. Habitualmente el blackjack se juega con 6 barajas inglesas de 52 cartas cada una, aunque esto varía dependiendo del casino. En el juego de blackjack el As puede tomar dos valores, 1 u 11, que dependerán de la conveniencia del jugador. Todas las cartas valen los puntos que indica su valor natural, salvo las figuras que siempre tomar el valor de 10. El jugador deberá colocar su apuesta en el centro de la mesa y el crupier repartirá dos cartas boca arriba para cada participante de la partida de blackjack y dos cartas a sí mismo, una boca arriba y otra boca abajo. En algunos casinos los jugadores pueden participar en varias manos al mismo tiempo de manera de aumentar las probabilidades de ganar. En el blackjack la K, la Q, la J y el 10, valen 10, los Ases pueden valer 1 u 11, y el resto de las cartas, de 2 a 9, mantienen su valor natural. La mano que da nombre el juego se llama blackjack y se consigue combinando un As con un 10 (valor natural o figura), siendo el valor de esta jugada de 21 puntos.