Crisis económica afecta recaudación de tragaperras

La actual crisis económica mundial no escapa a las empresas de entretenimiento y juegos de azar. Varias entidades de la industria del juego en España han reportado una caída de sus ingresos por apuestas desde la instalación de la crisis, siendo las más afectadas aquellas que ofrecen máquinas recreativas, bingos, casinos y la ONCE.

Concha Corona, encargada de 'Doña Manolita', expresó que los apostantes quieren sortear la crisis haciéndose de un gran premio de lotería o en otro juego de azar y que, este año, la preocupación más grande de sus clientes es la hipoteca: 'Vendemos ilusiones, y este año la ilusión es el pago de la hipoteca. Otros años hablaban de viajes, un coche, un capricho… ahora la palabra más pronunciada es la hipoteca', dijo.

Por su parte, el coordinador de LAE señaló que 'cuando hay crisis económica, lo primero que uno reduce son los gastos que no son de primera necesidad, como es el ocio. Algo está influyendo, pero el hecho de que tengamos todavía un incremento de ventas es porque nuestros precios son asequibles'.

Solo los juegos gestionados por el Estado han experimentado una suba en las ventas, que en septiembre superaban los 5.745 millones de euros.