Dudas acerca de las máquinas tragaperras en Illinois

¿Cómo decidir? Esa es la pregunta que por estos días ha estado en la cabeza de los ciudadanos de Illinois. Arlington Park quiere máquinas tragaperras en sus instalaciones, y así como ellos, muchas otras personas también lo desean. Existe la creencia de que si las máquinas tragamonedas son legalizadas en Arlington Park todo el estado se verá beneficiado por ellas. Aunque todo depende de cuánto se espere que sea ese beneficio.

Cuando el estado decidió incorporar las máquinas de slot en los bares y restaurantes no hubo discusión. Los condados recibieron el mensaje de que estuvieran preparados porque 45.000 tragaperras estarían llegando a su estado y que si tenían alguna pregunta al respecto serían respondidas una vez que fueran legalizadas. Sin embargo, rápidamente vieron que más que cuarenta cuerpos de gobierno que tenían la opción de traer tragaperras habían votado en contra.

Esto significa que todos los ingresos provenientes de las tragamonedas con los que estaban contando ya no fluirían a través de sus arcas. Las pistas de carreras insisten en que habrán más de $200 millones provenientes de los slots, pero no necesariamente es cierto. La oposición sostiene que esos números están inflados y que teniendo en cuenta la economía y la mentalidad del estado, sin duda, esa cifra debe ser menor.

Siendo las máquinas tragamonedas uno de los juegos de azar preferidos entre los aficionados a los casinos, se espera que estás máquinas aumenten los ingresos del condado. Cada día son más los fanáticos de los casinos que se deciden por las tragaperras y cada día son más los condados de Estados Unidos que deciden legalizar estas máquinas de entretenimiento.

Arlington Park puede incluso no tener la posibilidad de traer las máquinas tragaperras debido a que Arlington Heights ha estado desde hace mucho tiempo en contra de la aprobación de las mismas. Esto dificultaría el plan de aumentar en millones los ingresos si el estado no permite la incorporación de las tragaperras.