El Casino de El Sardinero moderniza sus salas

El Casino de El Sardinero reforma y mejora sus instalaciones con el fin de ofrecerle a sus jugadores un salón de tragaperras inspirado en el modelo de la meca del juego, Las Vegas. La sala conservaba aún la decoración de la última restauración realizada hace ya unos 25 años y ahora esta superficie de 240 metros cuadrados está siendo totalmente transformada y modernizada.

Las máquinas tragaperras están ubicadas actualmente en una sala junto al hall de entrada y a la gran sala de juegos. Las máquinas de azar son una de las mayores fuentes de ingreso del Gran Casino de El Sardinero, motivo por el cual se ha hecho especial hincapié en modernizar y darle más comodidad a la sala. Tras la reforma, ella tendrá el aspecto de una sala de juegos de los casinos de Las Vegas. Contará con un bar para la atención a la clientela, una moderna caja para cambiar monedas y una decoración más luminosa.

La sala tiene cinco metros de altura. El techo estará decorado con hojas de color dorado en relieve y de él caerán hilos de perlas de cristal con iluminación, habrá proyectores de luces indirectas que cambiarán de colores y 1.400 rosas de resina pintada en rojo decorarán las paredes.

La renovación incluye también la adquisición de nuevas máquinas de juego. Se pondrá a disposición de los jugadores una ruleta americana electrónica. También se incorporarán máquinas vídeo-rodillo multilínea y máquinas de Bingo y Keno. En total hay 41 máquinas en las cuales se puede apostar desde 1 céntimo hasta 10 euros y el premio máximo que una de estas máquinas puede darle a un jugador es de 105.000 euros.