El millonario premio de la tragaperras aún no tiene dueño

A mediados del pasado mes de octubre, Verónica y su esposo Ramón fueron al bingo de Lomas del Mirador para probar suerte. La jugadora relató que invirtió 20 (alrededor de 7 dólares) de los 25 pesos argentinos con los que contaba para jugar, cuando la pantalla de la tragaperras le indicó que había ganado un premio de 35.663.093,02 pesos (unos 11.800 dólares).

El encargado de la sala de juegos se acercó a la jugadora para decirle que había habido un error en la computadora de la máquina, y le ofrecieron a cambio una recompensa de 2.500 pesos (unos 800 dólares).

La ganadora no quiso aceptar la propuesta del establecimiento y ahora será la justicia quien decida cómo se va a resolver este caso. Verónica obviamente se mantiene firme en su postura de cobrar los 35 millones de pesos. Su abogado desmintió que se haya llegado a un acuerdo extrajudicial entre ambas partes.

En los próximos días se llevará a cabo una mediación previa obligatoria. Se supone que Codere le volverá a hacer una propuesta a la jugadora de la millonaria suma en una máquina tragaperras. Ya se verá si Verónica la acepta o sigue peleando por sus millones.