Fichas francesas y naipes de Vitoria

Una de las últimas tareas antes de pronunciar el primer 'hagan juego señores' es dotar la zona de juego.

Según los empresarios, se ha buscado la mayor calidad y fiabilidad para un mobiliario que será escenario de momentos muy intensos.

En cuanto a ruletas y mesas de juego, el suministrador del Gran Casino de Extremadura es la empresa Hispania, que fabrica estos productos en Palma de Mallorca. Las fichas las acuña la firma francesa GPI en la localidad de Beaune y están especialmente diseñadas para evitar falsificaciones. Los naipes sólo podrían venir de un sitio, de Vitoria, donde se ubica la firma universal Heraclio Fournier.

En cuanto a las máquinas tragaperras (slot en el argot) éstas proceden de tres marcas: Recreativos Franco, que además es accionista, Cirsa y IGT, norteamericana. Las ruletas electrónicas proceden de Eslovenia, de la marca Alfa Street.

En cuanto al personal que atenderá estas mesas son la mayoría jóvenes cuya media de edad es de 24 años. Se están formando como crupieres desde el 15 de agosto en la escuela de hostelería de la Plaza Alta. En total son 150 jóvenes a los que no se les exigió experiencia previa, únicamente aprender las reglas de los seis juegos que ofertará el casino, adquirir destreza con las manos en el manejo de cartas y fichas, y rapidez en el cálculo mental.

Según los empresarios que respaldan este proyecto, en Badajoz «hay una gran cantera de crupieres». Destacan en los aspectos mencionados y también por su presencia, así que muchos de estos aspirantes a crupier podrían profesionalizarse en los casinos que el mismo grupo empresarial abrirá en Logroño el próximo día 25 o Las Palmas de Gran Canaria a finales de año.