Ilegales 3,000 máquinas tragaperras

En Puerto Rico hay unas 3,000 maquinas tragamonedas instaladas en agencias hípicas que operan ilegalmente sin permiso de la Junta Hípica (JH), ni de la Oficina del Administrador Hípico. Del total, sólo 1,500 pagan sellos de impuesto a Hacienda.

La nueva ley hípica dispone que las agencias hípicas tienen que solicitar permisos a la JH y a su Oficina para operar tales máquinas.

Así lo reveló ayer el Lic. Julio Alvarez, administrador del Deporte Hípico durante las audiencias que celebra la JH para estudiar la solicitud de licencia del Consorcio Codere para operar el hipódromo El Comandante (EC).

Codere (formada en 90% por Codere América; 10% por Merit y un acuerdo tecnológico con Sierra Design), ha estado en conversaciones de compraventa con los dueños del hipódromo El Comandante Management Corp. (ECMC) y Housing Development Associates.

Por su parte, el Lic. Federico Albandoz, presidente de la JH, advirtió a los ejecutivos de Codere que el organismo no permitiría la instalación de más de 1,000 máquinas de videojuegos en las agencias hípicas, según permite la nueva ley, pero no 6,500 como propone Codere.

El modelo financiero que presenta Codere para adquirir los intereses del hipódromo establece la instalación de las 6,500 máquinas de videojuegos para operar 364 días al año, 24 horas al día.

En el plan Codere Puerto Rico aportará como deuda los fondos necesarios para el repago a los tenedores de los bonos de la instalación hípica, para un total de $96.8 millones.

Además, Codere invertirá en las operaciones del hipódromo unos $41.3 millones adicionales procedentes de sus recursos.