Introduciéndose en los sistemas de apuestas

En primer lugar, apostar utilizando el Martingala como sistema de apuestas es muy sencillo. Sin embargo, requiere de un bankroll relativamente grande. Comenzando haces una apuesta y la debes mantener hasta que pierdas. Al perder, debes doblar el valor de la anterior apuesta.

Otro sistema de apuestas, que por cierto es opuesto a la Martingala es el Paroli. En dicho sistema, el jugador debe subir la apuesta cada vez que gana, en vez de cuando pierde. Una ventaja notoria es que en este sistema no se requiere un gran bankroll.

El sistema de apuestas Parlay tiene algunas similitudes con el Paroli. En el Parlay el cometido es reinvertir en sucesivas apuestas el valor de tu inicial apuesta, más tus ganancias adicionales. Este es uno de los sistemas de apuestas más antiguos y que conlleva menor riesgo.

Más allá del método de apuesta escogido, lo que debes tener presente es que siempre se asumen ciertos riesgos. Por eso mismo, debes familiarizarte con los sistemas de apuestas que te hemos mencionado, el Martingala, el Paroli y el Parlay. Conocerlos te ayudará a reducir los riesgos de perder y hará que tu estadía en el casino sea más placentera y emocionante.