Jugador reclama premio ganado en tragamonedas

Alberto Lami Hernández, un apostador argentino, jugó el 2 de agosto de 1996 en una máquina tragamonedas, ganó 49.957 pesos argentinos (unos 16.650 dólares) y nunca obtuvo su premio por parte de la casa de juegos de azar.

Según lo declarado por el apostador, llegó incluso a recibir varias amenazas por reclamar lo que le corresponde y por estos motivos denunció el caso ante la justicia por el cobro del dinero y daño moral.

En aquella afortunada tarde Lami Hernández estaba jugando y apostando algunas monedas en una máquina del tipo 'wish card' del local de juego 'Los 4 Ases'. En determinado momento, la tragamonedas empezó a funcionar rápidamente y le indicó que había ganado un premio de casi 50 mil pesos. Debido a este monto tan insusual, el apostador decidió recurrir a un escribano para que certificara este hecho, quien a su vez le solicitó al encargado del local a que le pagara al jugador la cifra que marcaba la máquina, hecho que nunca tuvo lugar.

Ninguno de los incidentes denunciados tuvo una resolución hasta el momento. El apostador espera que gracias al escándalo generado recientemente con la jugadora de tragamonedas que reclama un premio de 35 millones de pesos, la justicia retome su caso y pueda cobrar el dinero que demanda desde hace ya más de 10 años.