La ONCE precisa ampliar su oferta de juegos para mantener la recaudación

«Necesitamos aumentar nuestros instrumentos para operar en el mercado y poder mejorar nuestras recaudaciones». Así lo reconoció ayer el delegado de la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE) en Galicia, Eugenio Ferradás, durante la presentación de los resultados de la entidad correspondientes al 2004. Los ingresos en Galicia durante ese ejercicio ascendieron a 78,87 millones de euros, un 1,5% menos de los recaudados el año pasado. El aumento de la competencia con la creación de nuevos sorteos y la incidencia de los juegos ilegales son, a juicio de Ferradás, las principales causas de ese descenso de ingresos. Por esa razón, es necesario diversificar la tipología de sorteos con el fin de mantener las ventas.

La principal fuente de financiación de la ONCE, un 95%, procede del juego, mientras que el 5% restante proviene de la actividad de la corporación empresarial de la entidad, un entramado «muy joven» que ha comenzado a dar beneficios, pero que todavía supone un porcentaje muy pequeño dentro del volumen de ingresos de la entidad , según explicó Ferradás.

Adaptación del sistema

Tras la adaptación del sistema informático llevada a cabo el año pasado, la ONCE está en disposición de poder dispensar cualquier tipo de juego que se pueda comercializar en España. Esta renovación tecnológica ha supuesto una inversión de unos 60 millones de euros, según indicó Ferradás.

La ONCE vende el cupón y el combo, un juego que empezó a ofrecer el pasado mes de octubre y que todavía está en fase de consolidación. Pero además, según el acuerdo firmado hace poco más de un año con el anterior Gobierno del PP, podría vender los sorteos euromillones y la lotería instantánea (los cupones de rasca y gana).

De hecho, la organización de ciegos ya ha iniciado una serie de conversaciones con el nuevo Ejecutivo socialista para poner en marcha la lotería instantánea. Los beneficios de su venta se repartirían al 50% entre Loterías del Estado y la ONCE, según el acuerdo firmado con el anterior Gobierno.

El pago de premios, los recursos humanos y los servicios sociales que presta son los destinos de la recaudación procedente del juego. En el caso de Galicia, según explicó Ferradás, el diseño de las prestaciones que se dan a los asociados es más complejo, ya que un tercio de los 3.120 asociados son mayores de 65 años.

Por otra parte, entre las prioridades de la organización está la creación de empleo. Así, durante el pasado año la Fundación ONCE Grupo Fundosa generaron en la comunidad un total de 564 empleos y plazas ocupacionales, de los que 549 han recaído en personas con discapacidad.

Entre las previsiones para el presente ejercicio están el desarrollo de proyectos de I+D dirigidos a mejorar la accesibilidad a la domótica y a los entornos Linux, además de potenciar la utilización de nuevas tecnologías accesibles.