Las tragaperras suma adictos día a día

Los expertos creen que la menor incidencia en las mujeres obedece a que “ellas ocultan más el problema”.

La Asociación Alavesa de Jugadores en Rehabilitación ha atendido en el último año más de 1.100 consultas de personas con adicción al juego o de sus familiares. El perfil del ludópata alavés se corresponde con el de un varón de unos 40 años (sólo un tercio del total tiene menos de 30) que en un 81% de los casos trabaja. La psicóloga Ana Herrezuelo destaca una cuarta característica: el 62% es soltero y ocho de cada diez son adictos sólo a las máquinas tragaperras, frente a un 14% que lo son a varios juegos.

¿Quién pide ayuda ante un caso de ludopatía? Según el informe elaborado por Asajer, la iniciativa la toma el propio enfermo en un 41% de los casos al sentirse incapaz de superar en solitario un problema que más de la mitad de las veces arrastra desde unos cinco años.

¿La afición incontrolada por el juego va acompañada de otras adicciones? La respuesta es afirmativa en lo que a tabaco se refiere (77% de los casos). El consumo abusivo de alcohol, en cambio, afecta a una cuarta parte y hay un 12% que tiene problemas de dependencia de drogas como la cocaína y el éxtasis.