Los mitos más comunes de las tragamonedas

Las maquinas tragamonedas son los juegos más populares de los casinos y también son los juegos más incomprendidos. Lo primero que hay que tener en cuenta acerca de las máquinas de slots es que han cambiado mucho desde sus primeros días. Todas las máquinas tragaperras, ya sean mecánicas o de video, tienen un generador de números aleatorios que es la clave de todas las combinaciones ganadoras y pagos de las tragamonedas y que no puede ser alterado. El primer mito acerca de las tragaperras dice que todas las combinaciones tienen la misma posibilidad de salir. Todas las slots tienen programadas un número de combinaciones perdedoras y ganadoras. Hay muchas más combinaciones perdedoras y con pequeños pagos que combinaciones ganadoras y con botes. Para un ejemplo simplificado de cómo funcionan las máquinas de slots digamos que la mejor combinación comienza con el número 1 y las combinaciones son menos ventajosas a medida que los números crecen. Las siguientes combinaciones estarán disponibles para que el generador aleatorio de números la seleccione cuando el jugador de tragamonedas presione el botón, jale de la palanca o haga clic con el mouse: 1,2,2,3,3,3,4,4,4,4,5,5,5,5,5,6,6,6,6,6,6,6,6,7,7,7,7,7… En otras palabras, el bote principal solo aparece una vez y a medida que los botes son más pequeños, aparecen con más frecuencia. Por supuesto, a medida que nos adentramos en la secuencia, hay cientos de combinaciones no ganadoras o “casi aciertos”. El segundo mito sobre las máquinas tragamonedas dice que cuando casi se acierta, significa que la máquina está a punto de pagar. Si se ha jugado a las tragaperras por un periodo de tiempo, es probable que se haya encontrado una de esas combinaciones frustrantes en las que se estuvo a punto de ganar mucho. Dichas combinaciones se programan específicamente para dar la sensación de que un premio está cerca y mantener a los jugadores jugando. En realidad, esos “casi aciertos” no tienen un significado. Dado que cada giro es independiente del giro anterior y es seleccionado por el generador de números aleatorios, no tiene sentido pensar que se está cerca de ganar el bote. El tercer mito dice que una vez que una máquina de slots ha otorgado un bote, el mismo no saldrá nuevamente por algún tiempo. Esto es totalmente falso. Cada giro de la rueda no se ve afectado de ningún modo por el último giro por lo que es posible que el bote salga dos veces seguidas.