Los zares del juego y del entretenimiento

El nombre de los hermanos Fischer Llop es muy conocido tanto en el ámbito inmobiliario como en el del entretenimiento. Gracias a su gran experiencia en estos sectores, lograron recientemente que se les adjudicaran tres de las nueve licencias para operar casinos en Chile.

Con las nuevas salas estiman facturar 50 millones de dólares al año y crear 1.600 puestos de trabajo. Actualmente el grupo genera cerca del 12 % del PIB de la X Región y ha creado 5.300 empleos directos. Los tres nuevos casinos se ubicarán en el sur de Chile (Temuco, Valdivia y Punta Arenas) y requerirán una inversión de U$S 136,5 millones.

Humberto y Claudio Fischer esperan conseguir también en octubre la licencia para la instalación del casino de Calama y en tal caso se convertirían en el segundo operador de casinos del país.

Los Fischer han demostrado ser unos visionarios; comenzaron con el negocio de flippers y taca tacas e instalaron su primera sala de juegos de video a principios de los años 80. A los pocos años ya eran dueños de todos los juegos electrónicos desde Temuco hasta Puerto Williams y llegaron a tener más de mil máquinas instaladas. Luego se dedicaron a la exportación de salmón, a los rubros agrícola y forestal y al negocio inmobiliario y hotelero. De aquí en más se dedicarán a los juegos de casino, como las tragaperras, las ruletas y las cartas.