Menores no podrán jugar a las tragaperras

En Argentina se ha presentado un proyecto de ordenanza por parte del bloque de Unión por Córdoba con el fin de impedir el ingreso de personas menores de edad a las salas de recreación y de tragaperras. Quedan excluidos de este proyecto los jugadores que tengan 18 años cumplidos, estén emancipados o que cuenten con autorización de sus padres.

Esta propuesta se ha planteado justo cuando existe una gran polémica sobre el juego y cuando estaba en tratativas una ordenanza que establece la regulación del horario de funcionamiento de una sala de tragaperras.

Algunos municipios argentinos optaron por un camino radical, prohibiendo directamente el juego. En este caso se optó por el camino de la regulación con el único fin de proteger a los menores. No se tiene la intención de eliminar los derechos individuales, sino de limitarlos para preservar a la juventud.

En la misma sesión que se trató este tema, se aprobó el proyecto de ordenanza que regula el horario de la sala de tragaperras. Al artículo 54 del Código de Espectáculos Públicos se le sumó un párrafo que establece que “en el caso de los autorizados por el gobierno de la Provincia, podrán funcionar todos los días de 12 a 6 del día siguiente”.