México destruirá 200 tragaperras

Víctor Manuel Martínez Cortés, subdelegado de la Procuraduría General de la República (PGR) en el Sureste, estableció que la totalidad de las máquinas tragaperras que han sido aseguradas por la PGR sean destruidas una vez que la instancia federal determine que el mecanismo de las mismas fue diseñado para programar un juego de azar.

De acuerdo con los últimas investigaciones, se han confiscado de los establecimientos comerciales alrededor de 200 máquinas tragaperras, las cuales han sido puestas bajo la custodia de la corporación. Se llevó a cabo una investigación sobre la ingeniería y electrónica de los aparatos, cuyo resultado estableció que todos ellos fueron manipulados para ser juegos de azar y no de destreza como originalmente operaban.

En los próximos días se extraerán los chips y la memoria de información de las máquinas tragaperras para llevar a cabo un último análisis. En caso de que se comprobara que fueron construidas para la destreza de los usuarios, se lograría hacer desistir a las autoridades de la destrucción de los mismos. Es muy poco probable que esto suceda, debido al simple hecho de que todas las máquinas que otorguen premios en efectivo son consideradas tragaperras, o sea, juegos de azar prohibidos.

Además, Martínez Cortés comunicó que los minicasinos constituyen, a su vez, una violación a la Ley General de Juegos y Sorteos que sanciona la Secretaría de Gobernación y que, por lo tanto, también serán desmantelados.