Nueva tecnología para máquinas tragaperras

Los fabricantes de máquinas tragaperras están muy conformes con la sofisticada tecnología que han desarrollado para el casino del futuro. Se estima que en el año 2009 las tragaperras podrán llegar a llamar a los jugadores por su nombre, a tomar sus pedidos para el bar y a canjear puntos por entradas para ver espectáculos.

Estos juegos estarán conectados a un servidor informático central. Los operadores contarán con la posibilidad de ajustar instantáneamente las probabilidades o la apuesta mínima desde la moneda de 5 centavos de dólar a la de un cuarto de dólar.

Los operadores de casinos no están tan convencidos de que esta tecnología sea la ideal, ya que suponen que las máquinas no podrán rendir el suficiente dinero como para cubrir sus costos y temen, por otra parte, que las nuevas tragaperras terminen por espantar los clientes.

Los tragaperras son de los juegos más importantes en el sector de casinos, ya que generan la mayor parte de los 55 mil millones de dólares en ingresos provenientes de apuestas en Estados Unidos. El costo de reemplazar las 800 mil máquinas tragaperras en ese país costaría unos 10 mil millones de dólares.