Operadores de tragaperras de Pennsylvania apelan fallo

Operadores de tragaperras del estado de Pennsylvania en EEUU están librando una batalla legal para revocar la decisión de la Comisión Controladora del Juego de ese estado que les negó las licencias necesarias para establecer salones de máquinas tragaperras.

Los abogados de 4 grupos de operadores de tragaperras a los que se les habían negado las licencias para instalarse en el estado pasaron mas de 4 horas en la corte atacando las decisiones de la Comisión Controladora del Juego de Pennsylvania. El resultado de este debate legal es visto por los analistas del tema como un mensaje por parte de las autoridades estatales en cuan rápido el estado está dispuesto a desarrollar la industria del juego, que se supone proveerá dinero para las escuelas públicas y para disminuir los impuestos.

La ley estatal que aprobó la instalación de máquinas de tragaperras en el 2004 estableció que las apelaciones a las decisiones tomadas por la Comisión Controladora fueran directamente a la suprema corte, por su parte, la corte siempre se mostró reacia a ejercer este rol controlador sobre la industria del juego. Aún no se sabe cuando la corte emitirá su fallo, aunque su representante cerró la sesión diciendo que lo harían lo más pronto posible.

De la decisión final de la corte dependerá la proyección del estado como uno de los más importantes en lo que al desarrollo de la industria de juego se refiere dentro de los EEUU, contando con 5 casinos abiertos para el año 2008.