Sigue la polémica por la máquina tragaperras millonaria

En el mes de octubre del año pasado una apostadora argentina jugó con cinco centavos en el Bingo de Lomas de Mirador de Buenos Aires y ganó la increíble suma de 35 millones de pesos argentinos (alrededor de 11 millones y medio de dólares).

Al parecer hubo un error en el display de la tragaperras, ya que el máximo acumulado que la máquina puede pagar al obtener las combinaciones más exitosas son 35 mil pesos argentinos.

La jugadora Verónica Laura Baena estuvo desde un principio dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias. Como en las audiencias de conciliación, las partes no llegaron a ningún acuerdo, la ganadora ha decido iniciar una acción judicial que prevé un embargo de la empresa Codere por una suma similar al premio.

Los responsables de Codere consideran que sería injusto pagar ese premio millonario, ya que el apostador siempre conoce cuál es la cantidad máxima que es posible ganar en cada una de las máquinas tragaperras. Por lo tanto, la empresa considera que se trata de un lamentable error de programación de la máquina y estaría dispuesta a pagarle a la señora Baena los 35 mil pesos, que corresponden al premio máximo que contempla pagar ese juego. La justicia será entonces la que determine cuál de las dos partes tiene la razón.