Taller de reparación de tragaperras fue clausurado

Un presunto taller peruano que se dedicaba a la reparación de máquinas tragaperras fue intervenido y clausurado por su mal funcionamiento. La clausura estuvo a cargo de la Municipalidad de Lima que certificó la actividad irregular del establecimiento.

59 máquinas tragaperras sin registro de procedencia fueron decomisadas. La intervención se registró en el jirón Cailloma 446, Cercado de Lima, lugar en el que también se comprobó la existencia de equipos de computadoras usadas.

El local no contaba con las mínimas condiciones de seguridad requeridas, lo que hubiera provocado fatales consecuencias en caso de ocasionarse un siniestro.

Los voceros de la firma Texmachine Sac trataron de esclarecer la situación y de explicar el funcionamiento de este supuesto taller, pero la investigación sigue su curso por parte de las autoridades del Ministerio de Comercio y de la Policía Fiscal. Se cree que en ese establecimiento no sólo se hacía el mantenimiento de las máquinas tragaperras, sino que además se dedicaban al reemplazo de piezas.