Tragamonedas Millonaria

El domingo por la noche, Verónica y su marido salieron a divertirse, llegando al Bingo de Lomas del Mirador, donde decidieron jugar unas monedas en las máquinas tragamonedas del lugar.

De repente la máquina de juegos le advirtió que era la feliz ganadora de un premio millonario.

La máquina decía que Verónica era la ganadora de la extraordinaria suma de 35 millones de pesos argentinos, pero las autoridades del Bingo se negaron a pagarle, declarando que es un error de la máquina y que ese tipo de juegos no ofrece premios de esa magnitud.

Desde el domingo a la madrugada Verónica está abrazada a la máquina tragamonedas esperando un escribano público para mediar el caso y exige un análisis de la situación y la entrega de su premio.