Tragaperras benefician salud de adultos mayores

Los juegos de azar y las apuestas, siempre y cuando sean ejercidos con sentido de esparcimiento, son buenos para la salud de las personas mayores de 65 años, según un estudio de la Universidad de Yale.

Según la investigación, los juegos de azar mantienen lejos del alcoholismo y de la depresión a las personas mayores en Estados Unidos, habituales visitantes de los grandes centros de apuestas como Las Vegas y Atlantic City.

El informe ya tiene una gran repercusión en el ambiente del negocio de los juegos de azar. Detalles de la investigación pueden encontrarse en los sitios de Internet Casino City Times y Gambling Gates, entre otros.

Todos ellos destacan que los abuelos estadounidenses que gustan de jugar a la ruleta, las cartas y con las máquinas tragamonedas 'están en mejores condiciones de salud' que aquellos que no lo hacen.

El secreto estaría en que la afición por el juego ayuda a los mayores a ejercitar habilidades, a socializar y, además, los impulsa a viajar por el país, manteniéndolos en forma.

'Los viejitos que participan de la comunidad y permanecen activos son más sanos', señaló uno de los investigadores de la escuela de medicina de Yale, el psiquiatra Rani Desai.

'No se puede concluir por esta investigación que apostar nos hace más sanos, pero sí pudimos concluir que los apostadores ancianos son más sanos', agregó.